Un diseño exclusivo y fácil de combinar válido para cualquier ocasión y que no se pasa de moda, de un diseño moderno y atrevido.

La vajilla es un elemento imprescindible en la mesa, tanto a diario como en ocasiones especiales.

Una vajilla debe contener, al menos en su formato más básico:platos hondos, platos llanos y platos de postre. Las vajillas más completas pueden llegar a tener un número de piezas elevado, aunque muchas de ellas no se suelen utilizar nada más que en contadas ocasiones. En muchas vajillas podemos encontrar: platos y tazas de consomé, sopera, salseras, fuentes de los más diversos tamaños y formas, platos especiales para espárragos, caracoles, cuencos diversos, etc. Cuidado con utilizar elementos extraños o poco comunes de la vajilla que puedan poner en un compromiso a nuestros invitados.

Algunos elementos que inicialmente no componen la vajilla, son los bajo-platos o platos de presentación, cada más utilizados y muy elegantes. Se colocan como elemento decorativo, y como base de la vajilla tradicional. En comidas formales procuraremos utilizar vajillas de calidad.

Por ello ofrecemos vajillas realizadas para nuestros clientes con la mayor elegancia, exclusividad y original para su mesa.